NEWS - NOTICIAS

Pásate por nuestra sección de noticias, donde encontrarás publicadas un extracto de aquellas noticias del mundo OPEL, tanto a través de su canal oficial, así cómo de las distintas páginas de referencia del sector.

Si dispones de alguna noticia destacable que se nos haya pasado, por favor, ponte en contacto con nosotros a través del formulario estándar que encontrarás en nuestra página.

martes, 13 noviembre 2018 / Publicado en Opel España

Opel recupera las siglas GSi, presentes de nuevo en la gama Corsa para proponer una versión deportiva que, una vez descatalogado el OPC, se sitúa como la más prestacional de la gama del pequeño utilitario alemán. Diferentes detalles estéticos, unos magníficos asientos Recaro (opcionales) y el motor 1.4 Turbo de 150 CV con cambio manual de seis marchas caracterizan a este nuevo Corsa de espíritu racing cuyo precio de tarifa, sin descuentos, es de 21.500 euros y que estará disponible únicamente con la carrocería de 3 puertas.

El GSi recupera una larga estirpe de versiones de corte deportivo en la gama Opel sin llegar a la radicalidad del desaparecido Corsa OPC.

Estéticamente es fácil de distinguir. En primer lugar, por la entrada de aire longitudinal (falsa) en el centro del capó y luego, por otros detalles como parte de la parrilla delantera, que tiene un tramado diferente, y las carcasas de los retrovisores con acabado que imita el carbono, las taloneras laterales, los marcos cromados de los antiniebla delanteros, las llantas, de 17 pulgadas de serie (de 18 en opción) y el alerón trasero sobre el techo, específico de esta versión. También la cola de escape es diferente.

Los magníficos asientos Recaro de la imagen son opcionales. A la espera de saber su precio en concreto, son muy recomendables para los que vayan a usar el coche en carreteras de montaña.

En el interior destacan los asientos de corte deportivo, tanto si mantenemos los de serie como si optamos por unos magníficos Recaro opcionales tapizados en cuero que ofrecen una sujeción magnífica sin renunciar al confort. Ya se sabe que un Opel deportivo equivale siempre a magníficos asientos y, en este caso, tanto con los Recaro como sin ellos, el GSi confirma la tradición.

Es el mismo Corsa de siempre, con pequeños detalles deportivos y una pantalla en situación muy baja.

Otros detalles específicos en el habitáculo son los pedales, de aluminio, el pomo del cambio, específico, y el volante, de claro corte deportivo y forrado en cuero. Todo ello otorga un aspecto algo más dinámico a un coche cuyo diseño interior acusa ya una cierta edad, tanto en la presentación general como, sobre todo, en la posición, excesivamente baja de la pantalla multifunción central.

Opel Performance Center, la división deportiva de la marca, ha sido la encargada de poner a punto el chasis de este modelo. Dispone de amortiguadores Koni FSD de frecuencia variable, tiene un eje trasero puesto a punto con pequeñas modificaciones y dispone de frenos delanteros de 308 mm de diámetro (con las pinzas en rojo) para conseguir un comportamiento dinámico más deportivo y una mayor potencia de frenada.

OPC se ha encargado del chasis de este Corsa y la verdad es que ha hecho un buen trabajo en suspension y frenos.

Este nuevo Corsa dispone de un motor de cuatro cilindros y 1,4 litros que conocemos de sobra en muchos otros modelos de la gama. Es un motor que rinde 150 CV y 220 Nm de par entre 3.000 y 4.500 rpm y que homologa un consumo medio de entre 6 y 6,4 litros, en función de las llantas montadas y de otros equipamientos opcionales que incrementan el peso. Las emisiones de CO2 oscilan entre 138 y 147 gr/km. Estos valores, obtenidos todavía bajo ciclo NEDC están actualizados a WLTP.

Con este motor y la caja de cambios manual de seis velocidades que es la única opción para la transmisión, el Corsa GSi reivindica una velocidad máxima de 207 km/h. y una aceleración de 0 a 100 km/h. en 8,9 segundos, cifras interesantes para un modelo de su potencia que, en el mercado español competirá con la versión de 140 CV del Ford Fiesta ST Line (primer contacto en video con la gama Fiesta), con la variante FR 1.5 de 150 CV del Seat Ibiza (primer contacto en video) y, tal vez de manera más directa, con el Suzuki Swift Sport, de 140 CV (primer contacto con este modelo en este enlace).

El motor es el conocido 1.4 de la gama Opel pero aquí con 150 CV y una gestión electrónica específica.

El GSi se lanzará en España en una única versión, con carrocería de 3 puertas y cambio manual. El equipamiento de serie incluye todas las modificaciones estéticas citadas (salvo los asientos Recaro), y los cristales traseros oscurecidos. También lleva aire acondicionado, control de crucero y radio con Bluetooth y dispone de numerosas opciones para incrementar el equipamiento, entre ellas la cámara de marcha atrás, el navegador con la llamada de emergencia vinculada al sistema On Star, los faros bixenón y algunas ayudas a la conducción como el reconocimiento de señales de tráfico, los faros y limpias automáticos, el aviso de posible colisión o el aviso de cambio involuntario de carril.

Prueba en Alsacia

Probamos este nuevo Corsa en un lugar muy apropiado. Volamos hasta Mulhouse, en Francia, y subimos al Grand Ballon d’Alsace, una de las montañas más altas de la zona de los Vosgos (los que sigáis con asiduidad el Tour de Francia sabréis en seguida de qué estoy hablando) para continuar por la carreteras de las Crêtes (Crestas), una zona muy virada, con asfalto cambiante, numerosas horquillas, otras zonas más rápidas, en definitiva, una carretera excelente para los coches deportivos como atestiguaba el gran número de motos que encontramos en el camino.

Estable y ágil, este Corsa es un coche muy utilizable que tiene, además, una respuesta francamente interesante en conducción deportiva.

Lo primero que comprobé es que este Corsa tiene personalidad. Exteriormente, los retoques aplicadosle dan un aire de coche inequívocamente deportivo y las llantas grandes de las que asoman unos discos notables dejan claro que aquí hay más que fachada. Por dentro, es el mismo Corsa de siempre aunque los asientos Recaro y el volante cambian por completo la posición de conducción y permiten sentirse muy cómodo desde el inicio. Para mi gusto, sólo dos problemas; el ya citado de la pantalla, muy baja, y el tamaño pequeño de los retrovisores. El resto bien, incluida la calidad de acabado.

En marcha, lo primero que sorprende es la capacidad del motor para estirar, algo poco habitual en un turbo. Hasta 3.000 vueltas es perezoso, como corresponde a un turbo de baja cilindrada, pero a partir de ahí empuja con mucha decisión y cuando llegas a 5.500 vueltas no se acaba como otros turbo, sino que sigue empujando hasta casi 1.000 vueltas más allá cuando está ya muy cerca del corte de inyección. Eso hace que, si se le mantiene cerca de las 3.000 vueltas y no se le deja caer en las retenciones, ofrece siempre un nivel de potencia notable a la salida de las curvas.

Un eje delantero que no subvira y el buen equipo de frenos hacen de este coche un modelo muy divertido en carreteras reviradas.

De este modo, y sin ser un motor explosivo, este 1.4 Turbo resulta agradable y con una fuerza notable, sobre todo entre 3.000 y 5.000 rpm que es donde lo usaremos cuando estemos dispuestos a sacarle el máximo partido. El consumo a ritmo alto se estabiliza en unos 8-9 litros mientras que en autopista a 120 km/h. desciende a unos más que razonables 6 litros.

La caja de cambios manual resulta algo áspera y tiene unos recorridos un poco largos, pero es muy precisa y la sensación es que, salvo la segunda, que mata un poco el coche a la salida de las horquillas porque es larga, está bastante bien escalonado con un paso de segunda a tercera y de tercera a cuarta muy correctos, lo que facilita mantener el motor en el régimen ideal de par.

Esto es lo que verán desde atrás los sufridos pasajeros traseros que, además de no tener puerta propia, deberán lidiar con los Recaro opcionales si los montamos.

El chasis también está muy logrado. Ya sabéis que el Corsa no nos ha parecido nunca una referencia en su segmento pero esta versión, con un motor potente pero que no entrega la potencia de manera agresiva, y con las modificaciones efectuadas por OPC, se ha conseguido un excelente equilibrio, tanto en la salida de las curvas lentas como en el paso de las rápidas, donde se muestra muy estable. Además, frena muy bien gracias a sus imponentes discos delanteros y tiene un notable agarre y una buena capacidad de tracción habida cuenta de las generosas gomas que montaban nuestras unidades de pruebas, que disponían de las llantas opcionales de 18 pulgadas.

En las carreteras alsacianas, el coche me gustó. No tiene la potencia del extinto OPC pero tampoco su radicalidad. Este es un coche más tranquilo, pero de talante deportivo que, cuando se le exige, responde estupendamente, sobre todo en carreteras reviradas y en las curvas rápidas, donde se encuentra como pez en el agua. Como sucedáneo del OPC, es perfecto, aunque quién quiera sensaciones radicales deberá irse a otras marcas y comprar (por bastante más dinero), un Ford Fiesta ST (primer contacto con este modelo) o un Volkswagen Polo GTI (primer contacto en video con este modelo), por ejemplo.

La relación deportividad-precio es el principal atributo de este Corsa. Una versión de fin de vida del modelo que parece un homenaje al mismo.

Opel ha anunciado un precio de 21.500 euros sin descuentos. Ese es el precio de tarifa pero, una vez configurado en la web de la marca y sin apenas opciones (el sobrepago por la pintura, por ejemplo, es obligatorio), nos salía, con la financiación obligatoria, por algo más de 15.000 euros que es un precio de derribo para un coche así.

Fuente: coches.net

URL: https://www.coches.net/nuevo-opel-corsa-gsi-presentacion

 

domingo, 15 abril 2018 / Publicado en Opel Europe

Between Porsche and Mercedes, Germany has produced more than its fair share of sports cars over the years. BMW, Volkswagen and Audi have contributed their fair share, too. But this year marks the landmark anniversary of another German sports car.

The Opel GT first began rolling off the assembly line in 1968, and it must have seemed as incongruous for the marque then as it does now. Typically focused on mass-market vehicles, the GT was an exceptional high-water mark for Opel.

Its gestation began in 1962 with the first design sketches. The project was developed in secret for three years until the first prototype was ready not only to show to the press and the world, but to Opel’s own management. The initial show car that debuted at the Frankfurt Motor Show in 1965 was, in Opel’s words, “the first concept car from a German manufacturer.” And it was the product of “ the first design centre of [a] European automobile manufacturer.”

A pint-sized classic
Three years later, production began. The GT was about the size of a Mazda Miata, and weighed about the same as the original NA, too. It offered a choice of four-cylinder engines: a 1.1-liter unit with 60 horsepower from the Kadett, or a 1.9 with 90 hp from the Rekord. Buyers could also choose between a four-speed manual or a three-speed automatic. The former was more popular in Europe, the latter (lamentably) more widely accepted in America. That’s right, Opel sold its cars in America back then, and not rebadged as Pontiacs, Buicks or Saturns, either.

The (relatively) more powerful of the two powertrain options propelled the GT to 62 mph (100 km/h) in 11.5 seconds and on to a top speed of 115 mph (185 km/h). Hardly record-breaking figures, sure. But bear in mind that the four-cylinder Porsche 914 that debuted the following year took even longer (13.3 seconds) to get up to speed, and only topped out a click and a half faster.

Opel even toyed with convertible, diesel, and even electric versions. The founder’s grandson Georg von Opel set several world records in a battery-powered prototype, and a diesel prototype set even more. Ultimately, though, no such versions made it into production.

At the end of just five years, Opel produced 103,463 examples. Half a century later, that wouldn’t amount to one tenth of the vehicles it produces every year, even without the US market. All the same – or perhaps even more so as a result – the GT’s place was cemented in history.

The second (and final?) coming
Opel revived the nameplate in 2007 for its version of the Saturn Sky/Pontiac Solstice roadster, but it only made 7,500 of those in little over two years. Another concept debuted two years ago, but so far hasn’t been given the green light. Here’s hoping Opel’s new French parent company will revive the original’s spirit with a modern successor.

Source:  – Car Scoops

URL:https://www.carscoops.com/2018/04/unsung-heroes-opel-gt-celebrates-50th-anniversary/

sábado, 03 marzo 2018 / Publicado en Opel España

Hace apenas unos días estuvimos en la región francesa de la Provenza, poniendo a prueba al nuevo Opel Insignia GSi. Puedes leer nuestra primera prueba en este artículo. No obstante, aquí hemos venido a hablar de su hermano pequeño. El Opel Corsa también tendrá una versión GSi, y en la presentación nos enseñaron sus dos primeras imágenes, de forma tan fugaz que ninguno de los asistentes pudo tomar una foto. No obstante, sí pudimos hablar con los responsables de la marca sobre este utilitario deportivo. Y tenemos muchas cosas que contaros, que a buen seguro os interesarán.

¿Cómo será el futuro Opel Corsa GSi?

Será un utilitario deportivo, pero no tan picante como coches como el Ford Fiesta ST o el Renault Clio RS. Competirá más bien con el Suzuki Swift Sport, ofreciendo unas prestaciones más que correctas a un precio contenido. En resumen, será un heredero de aquellos hot-hatch de los 80 y los 90, que no necesitaban más de 200 CV para ofrecernos sensaciones y emoción al volante. Opel Corsa GSi los ha habido desde el año 1987, y de forma prácticamente ininterrumpida. El último Opel Corsa GSi se vendió en 2012: estaba basado en los Corsa D y su motor más potente era un 1.6 turbo de 150 CV.

Aquél motor era una versión descafeinada del 1.6 turbo de 192 CV que animaba a los Opel Corsa OPC de la época. Desde 2012 al presente, el único GSi de Opel ha sido el nuevo Insignia. El retorno de las siglas GSi irá progresivamente aglutinando los coches más dinámicos de la marca. No es descabellado pensar que el Opel Adam Sacabe siendo renombrado como Opel Adam GSi. Es precisamente con el Adam con el que el Opel Corsa GSi compartirá mecánica. Presumirá de un 1.4 turbo de 150 CV, asociado a una caja de cambios de seis relaciones, con un tren de rodaje enfocado al dinamismo y la diversión al volante.

En estos momentos existe un Opel Corsa S con idéntica mecánica, pero no está disponible en todos los mercados europeos. El Opel Corsa GSi acogerá bajo su paraguas al Opel Corsa S y a los huérfanos del Opel Corsa OPC – desde hace unos meses, el único OPC en la gama de Opel es el GTC, basado en la anterior generación del Opel Astra. Este Opel Corsa GSi será posiblemente el último GSi en el que el Grupo PSA no esté implicado: estará basado en el actual Opel Corsa, y no en su próxima generación – que llegará al mercado a mediados del año que viene, compartiendo plataforma con vehículos franceses.

A nivel estético, tendrá un kit de carrocería agresivo, en cierto modo similar al del extinto Opel Corsa OPC. Pensad en faldones, tomas de aire agresivas, colas de escape llamativas y un color naranja para su carrocería. Su tren de rodaje será deportivo, pero sin llegar a comprometer la facilidad de uso diaria. Sobre sus prestaciones, podríamos esperar un 0 a 100 km/h de unos 8 segundos, con una velocidad punta superior a los 210 km/h. Según los responsables de la marca, comenzará a venderse en la segunda mitad del año. Teniendo en cuenta la estrategia de lanzamientos de Opel, estará a la venta durante menos de un año.

Sabor a fin de fiesta, en efecto.

¿Qué pasará con el Opel Corsa OPC? ¿Han los GSi extinguido a los OPC?

Es una pregunta para la que no existe una respuesta del todo clara. De hecho, el gesto de duda en las palabras y los gestos del directivo de la marca era patente. Existe un ambiente de cierta incertidumbre al respecto, pero desde la marca se insiste en que los GSi no sustituyen a los OPC, sino que los complementan. Aunque no sean sustitutivos, hoy por hoy el único OPC de la marca es el vetusto GTC, basado en la anterior generación del Opel Astra. El futuro de los OPC depende de dos factores claros. El primero de ello es la rentabilidad: si no existe demanda, su existencia no estará justificada.

En segundo lugar, depende de la estrategia del Grupo PSA en su conjuntoSabemos que Citroën ha abandonado la deportividad, centrándose en el confort. Sin embargo, Peugeot continúa apostando fuerte por el motorsport, y por las versiones de altas prestaciones de compactos y utilitarios. Esto podría provocar un conflicto interno con Opel. Este conflicto no provocaría la desaparición de los OPC o los GTi, pero podría provocar una realineación estratégica de gamas. Sea como fuere, es pronto para llegar a conclusiones basadas en pura especulación. La integración de Opel en PSA será lenta, y durará meses, sino años.

Fuente:  Diariomotor


sábado, 03 marzo 2018 / Publicado en Opel España

Más emocional, más preciso, incluso más eficiente, el nuevo Opel Insignia GSi es una máquina deportiva para aquellos que aprecian algo muy especial. Un coche para que el conductor disfrute al máximo en todo tipo de carreteras. El chasis, con su configuración dinámica y los neumáticos de altas prestaciones Michelin opcionales en llantas de 20 pulgadas, ofrecen un nivel de agarre especialmente elevado. El sistema de tracción integral con reparto vectorial de par es exclusivo de este segmento, y garantiza una experiencia de conducción gratificante, así como la máxima seguridad. La nueva transmisión automática de ocho velocidades se puede accionar a través de las levas de cambio en el volante – como en un coche de carreras – para una experiencia de conducción aún más activa.

Característica de la generación actual del Insignia es la combinación de diseño ligero, bajo centro de gravedad y potencia del motor de 2.0 litros turbo. El resultado es un equilibrio excelente y una extraordinaria relación peso / potencia. Estos valores internos merecen una imagen exterior especial. Con grandes elementos de diseño cromados en la parte delantera y un eficiente alerón trasero para la carga aerodinámica necesaria en el eje trasero, la imagen del Insignia GSi coincide perfectamente con su rendimiento. Los asientos deportivos de altas prestaciones Opel tapizados en piel, especialmente desarrollados para el GSi, el volante deportivo de cuero y los pedales de aluminio añaden los toques finales. También las familias pueden disfrutar de las sensaciones del Insignia GSi sin sacrificar el espacio y la funcionalidad presentes en su versión limusina deportiva y en la aún más espaciosa variante Sports Tourer. Los precios del Insignia GSi Grand Sport comienzan a partir de 45.500 €; y los precios de la variante Sports Tourer a partir de 46.700 € (precio de venta recomendado en España con impuestos incluidos).

En el «Infierno Verde»: la pista de carreras más dura del mundo

La sintonía con la mejor tradición de Opel ha permitido crear un Insignia con la máxima eficiencia. El nuevo GSi muestra un nuevo nivel de eficiencia deportiva caracterizado por un excelente agarre y una elevada precisión, capacidades que los aficionados a los modelos deportivos de tamaño medio apreciarán y que también quedan reflejadas en el cronómetro. «La arquitectura ligera, la excelente configuración del chasis con la hidráulica de suspensión mejorada y el ajuste de software, la exclusiva tracción integral junto con los neumáticos de altas prestaciones, hacen que el GSi sea tan preciso y emocional como pudiéramos desear», declara Volker Strycek, director de Opel Performance Cars (OPC) y de Opel Motorsport después las pruebas de conducción. «Los resultados hablan por sí solos. He podido completar una vuelta al Nordschleife con el nuevo Insignia GSi en hasta doce segundos menos que con el anterior Insignia OPC más potente – pero obviamente yo le exijo el máximo al coche en todo el recorrido -. Cuanto más exigente se hace la pista, como en las curvas o en los tramos con poca adherencia, es decir, cuando el coche ha de reaccionar de forma especialmente ágil y precisa, el GSi es definitivamente más rápido y más fácil de controlar».

La puesta a punto final del Insignia GSi se realizó en el legendario Nürburgring-Nordschleife. Los ingenieros de Opel han desarrollado un chasis completamente nuevo para el GSi en el famoso «Infierno Verde», como lo definió el triple campeón del mundo de F1, Jackie Stewart. Los muelles más cortos bajan la carrocería del GSi 10 milímetros y los amortiguadores deportivos especiales reducen los movimientos de la carrocería al mínimo. Los poderosos frenos Brembo con pinzas de cuatro pistones (con 345 milímetros de diámetro) y la dirección más directa se han adaptado en consecuencia. El Insignia GSi está equipado de serie con el chasis electromecánico FlexRide, que adapta los amortiguadores y la dirección en fracciones de un segundo; la centralita también cambia la calibración del pedal del acelerador y los puntos de cambio de la caja automática de ocho velocidades. El conductor puede elegir entre los modos «Standard», «Tour» y «Sport». En función del modo elegido, la dirección y la respuesta del acelerador pueden ser más suaves o aún más directas. Exclusivo del GSi es el modo «Competición», que se activa a través del botón del ESP. Una doble pulsación permite a los pilotos más habilidosos desconectar el control de tracción -para hacer una vuelta rápida al Nordschleife, por ejemplo-.

El chasis deportivo, desarrollado en combinación con los neumáticos de alta adherencia Michelin Pilot Sport 4S y las grandes llantas de 20 pulgadas, ofrecen niveles de agarre «casi como una lapa». Una contribución importante al indómito dinamismo del Insignia GSi proviene de la interacción de los potentes motores turbolimentados y la tracción integral con reparto vectorial del par incorporado de serie.

«Es esta combinación de bajo peso -especialmente en el eje delantero-, bajo centro de gravedad, fácil manejo, alta potencia sobre una amplia banda de revoluciones y mejor tracción la que hace que el GSi sea tan rápido», dice un entusiasta Strycek. «Eso es pura eficiencia. El alto nivel de agarre es perfecto para el Nordschleife, un disfrute para el que conduce y una ventaja de seguridad en carretera abierta.»

Características deportivas: desde nuevo asiento deportivo Opel de altas prestaciones hasta la tapicería del techo

Las capacidades deportivas del Insignia GSi coinciden con su diseño, tecnología punta y accesorios. A la cabeza de la lista figuran los nuevos asientos deportivos desarrollados por Opel. Los asientos de deportivos de altas prestaciones Opel, certificados por AGR, vienen con todas las características avanzadas ya conocidas en los asientos de alta gama disponibles en el Insignia. El asiento integral del GSi también incorpora ventilación, calefacción, función de masaje y apoyos laterales regulables. Estas prestaciones se complementan con un respaldo alto con reposacabezas integrado en el miembro más deportivo de la familia Insignia. El posicionamiento del cinturón de seguridad a la altura del hombro es ideal, algo poco habitual en los asientos deportivos integrales. Los clientes pueden elegir entre dos combinaciones de cuero premium (en color negro o brandy), con un discreto logotipo de GSi adornando el respaldo.

La longitud, la profundidad, la altura de la banqueta y el ángulo del respaldo, que recuerdan a una cobra lista para atacar, pueden ajustarse eléctricamente. Los cojines de aire del soporte lumbar de cuatro vías junto con los apoyos laterales variables también se activan eléctricamente. Todos estos ajustes pueden guardarse en la memoria del asiento mediante un botón; sólo hay que regular manualmente la extensión de la banqueta del asiento. La ventilación y la calefacción están integradas en la banqueta y en el respaldo. Además, el conductor y el acompañante delantero pueden disfrutar de masaje de espalda. En general, la suma del apoyo lateral deportivo y las características de confort hacen que el nuevo asiento de altas prestaciones sea una oferta única, desarrollada en el centro de competencias para asientos saludables en Rüsselsheim.

Normalmente, los fabricantes de automóviles compran los asientos deportivos integrales a un proveedor especializado. Sin embargo, el caso del Opel Insignia GSi es muy diferente. El Centro de I+D de Rüsselsheim puede recurrir a una gran experiencia cuando se trata de desarrollar estructuras de asientos. El concepto de la segunda generación del Insignia siempre planteó la introducción de un sistema modular con el asiento integral de altas prestaciones como tope de gama. Esto permitió mantener todas las características de confort en un asiento deportivo de pura raza. Además, el desarrollo interno de Opel también ofrece detalles elegantes: las guías insinuadas para los cinturones en el respaldo a la altura de los hombros tienen un aspecto exactamente igual que las entradas de aire frontales del Opel Insignia GSi y demuestran una atención excepcional al detalle.

La estructura de la base del asiento de altas prestaciones también procede de Opel. Los elementos clave de acero se producen en la planta de Opel en Kaiserslautern. El desarrollo y la producción unificados del nuevo asiento envolvente también permiten una reducción significativa de peso. Mientras que el asiento deportivo del Corsa OPC -sin ninguna de las características de confort disponibles en el GSi-, que lleva varios años en el mercado, pesa 28 kilogramos, el nuevo asiento integral con todas sus prestaciones sólo añade 26 kilogramos al Opel Insignia GSi.

El volante deportivo de base plana forrado de cuero, los pedales de aluminio y la tapicería del techo negra resaltan aún más el aire deportivo del puesto de conducción y de todo el interior.

Opel Insignia GSi: funcionalidad que emociona

El Insignia GSi a la vez que proyecta su imagen exterior de atleta de raza, con sus elementos de diseño cromados en la parte delantera, sus característicos tubos de escape y -en la variante Grand Sport- con su prominente alerón trasero que permite el nivel deseado de carga aerodinámica en el eje trasero, conserva un alto grado de funcionalidad bajo su atuendo deportivo. La espaciosidad y el confort van acompañados del sistema multimedia ultramoderno IntelliLink y de la excelente conectividad OnStar[1].

Al igual que sus homólogos de serie, el Insignia GSi Sports ofrece un maletero con volumen de carga de 560 a 1.665 litros y la opción de asientos traseros con respaldos plegables en secciones 40/20/40, que permiten una configuración más flexible del espacio de carga. Con el fin de facilitar la carga al máximo, el portón trasero controlado por sensores se puede abrir y cerrar sin tocar el coche, mediante un pequeño movimiento con el pie bajo el parachoques trasero. Los conductores del Insignia GSi también se benefician de tecnologías punteras que van desde el innovador sistema de iluminación matricial IntelliLux LED® hasta la Alerta de Colisión Frontal con Detección de Peatones y Frenada Automática de Emergencia. Todo ello convierte al Insignia GSi Grand Sport en una berlina deportiva a toda prueba y al Sports Tourer en un vehículo familiar excitante, práctico y sobre todo seguro para toda la familia.

Los modelos GSi de Opel: 34 años de tradición

El Insignia GSi continúa la larga tradición de coches deportivos Opel, denominados GSi. Los primeros en provocar el entusiasmo de los aficionados fueron el Manta GSi y el Kadett GSi (1.8 litros y 115 CV) en 1984. Sólo cuatro años más tarde, el motor 2.0 litros DOHC (doble árbol de levas en cabeza) de 16 válvulas en el Kadett 2.0 GSi 16V entregó 150 CV. El primer Astra también ofreció este motor y en 1993 había una alternativa de 1.8 litros y 125 CV en el Astra GSi. También hubo un GSi en varias generaciones del Corsa, comenzando con el Corsa A de 100 CV (1988) que se ha convertido en un clásico muy codiciado. El final (¡provisional!) de la línea GSi fue el Corsa D, en agosto de 2012.

 

[1] Los servicios de OnStar requieren activación previa y tener una cuenta con OnStar Europe Ltd. Los servicios de punto de acceso Wi-Fi requieren una cuenta con el operador de red designado. Pueden aplicarse cargos tras el vencimiento de los periodos de prueba aplicables. Todos los servicios están sujetos a cobertura y disponibilidad de la red móvil. Consulte http://www.opel.es/onstar/onstar.html para conocer las limitaciones del servicio y cargos

Fuente: GM Media Opel España


sábado, 03 marzo 2018 / Publicado en Opel España

El estilizado y funcional Opel Crossland X puede ahora beneficiarse de la reducción de costes e impuestos que conlleva la utilización con Autogas GLP (Gas Licuado de Petróleo). En comparación con la gasolina, los usuarios de GLP ahorran una buena cantidad de dinero en el surtidor. La utilización de GLP supone un ahorro de hasta un 40% en  coste del carburante.

El nuevo Crossland X está propulsado por un motor 1.2 litros de 81 CV/60 kW especialmente eficiente (consumos de GLP según la normativa NEDC: urbano 8,4 l/100 km; extraurbano 6,0 l/100km; combinado 6,9 l/100 km; emisiones de 111 gr de CO2/km; consumo de gasolina: urbano 6,8 l/100 km; extraurbano 4,5 l/100km; combinado 5,4 l/100 km; emisiones de 123 gr de CO2/km. El económico motor de tres cilindros viene asociado a una caja de cambios manual de cinco velocidades.

Con las válvulas y sus asientos reforzados, el motor está desarrollado para ofrecer la mayor fiabilidad. El crossover urbano con aspecto de SUV es también el primer coche de GLP con un innovador sistema de depósito electrónico multiválvulas que mejora la conducción con bajo nivel de gas en comparación a los modelos de GLP convencionales. El sistema electrónico multiválvulas posee un sensor óptico en el depósito de GLP, el cual mide de forma mucho más precisa la cantidad restante de combustible, mejorando de esta manera la conducción con bajos niveles de gas en comparación a los modelos de GLP convencionales.

El depósito de 36 litros de GLP está colocado en el hueco de la rueda de repuesto, de forma que la disponibilidad de espacio en el interior del habitáculo no se ve afectada. Un LED en el panel de instrumentos muestra cuando el Crossland X está funcionando en modo GLP; tan pronto como comienza a funcionar en modo gasolina, este LED se apaga. El conductor puede saber en todo momento el combustible de que dispone tanto en modo GLP como en gasolina.

Reducción de impuestos para los coches de GLP ampliada hasta 2023

Los vehículos Opel propulsados por Autogas están reconocidos por la DGT con la etiqueta ECO gracias a sus bajas emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y partículas por lo que pueden circular sin limitaciones por el centro de las ciudades en todos los escenarios durante los periodos de restricciones al tráfico por alta contaminación, disfrutan de una reducción del 75% en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) durante los 6 primeros años y una reducción del 20% en las zonas de Servicio de Estacionamiento Regulado (SER). Gracias a las directivas europeas, en España y en varios países europeos, el GLP tiene congelada la parte de IEH (Impuesto especial de Hidrocarburos) hasta el año 2023.

Todos los modelos Opel de Autogas -Adam, Corsa, Crossland X, Astra sedán, Mokka X y Zafira- son BiFuel, es decir, están equipados con dos depósitos y pueden funcionar indistintamente con gasolina o Autogas (GLP). Entre sus ventajas destaca el silencioso y suave funcionamiento del motor que ofrece una mayor autonomía de hasta 500 km con GLP y más de 1.400 km combinado con la gasolina. Además, la combustión del GLP no deja residuos, confiriendo al lubricante y al motor una gran longevidad. Para hacer más atractiva aún esta oferta, la colaboración de Opel con Repsol continúa y la campaña del regalo de 400 € en carburante Repsol Autogas se amplía hasta el mes de junioAdemás, el Crossland X GLP como todos los demás de la gama Opel BiFuel GLP contarán con un apoyo especial por parte de la marca de 1.000 €.

Una amplia oferta de sistemas de ayuda al conductor

El nuevo Crossland X ofrece numerosas tecnologías que hacen la conducción más tranquila y confortable, incluyendo los faros delanteros LED, la pantalla de proyección, la cámara panorámica de visión trasera 180º o el aviso por fatiga del conductor. El Crossland X propulsado por GLP se puede solicitar ya en España con un precio para el acabado SELECTIVE de 19.272 € (precio de venta recomendado con impuestos y transporte incluidos). La versión propulsada por GLP del Crossland X se produce, al igual que las versiones de gasolina o diesel, en la planta de Opel España en Figueruelas, Zaragoza.

Actualmente el Autogas (GLP) es una alternativa a los carburantes tradicionales mucho más limpia y respetuosa con el medio ambiente, características que lo han convertido en el carburante alternativo más usado en el mundo, con más de 25 millones de vehículos circulando, 15 millones de ellos en Europa y más 50.000 en España. En nuestro país ya hay más 560 estaciones de servicio donde se puede repostar Autogas y la cifra sigue aumentando.

Fuente:  GM Media Opel España


sábado, 03 marzo 2018 / Publicado en Opel España

El CEO de Opel, Michael Lohscheller, ha anunciado hoy que la próxima generación del Opel Corsa se fabricará en exclusiva en Zaragoza a partir de 2019. Además, una versión eléctrica de este sub-compacto de éxito saldrá de las líneas de producción de la planta española en 2020. Zaragoza se convertirá así en la primera fábrica en producir un modelo Opel 100% eléctrico en Europa.

“Este es un paso adelante decisivo para la planta de Zaragoza y supone el inicio de una nueva era” explicó el CEO de Opel, Michael Lohscheller. El nuevo acuerdo marco social alcanzado con los sindicatos a finales de enero era un requisito imprescindible para garantizar las inversiones necesarias y ha permitido aumentar sustancialmente la competitividad de la planta, facilitando así otras futuras inversiones en la fábrica. “Este resultado es significativo y muestra la confianza mutua entre todos los actores implicados. Zaragoza continuará jugando un papel de primer nivel en la implantación de Groupe PSA en España”, ha añadido Lohscheller.

El Corsa será uno de los cuatro modelos electrificados de la oferta de Opel en 2020. De acuerdo con el plan estratégico PACE!, todos los turismos que Opel comercialice en Europa tendrán una versión electrificada en 2024.

La planta de Zaragoza empezó a fabricar el Opel Corsa en 1982. Desde entonces se han fabricado en la planta casi 13 millones de coches, entre ellos más de diez millones de unidades del propio Corsa. Groupe PSA fabrica actualmente los Opel Mokka X, Opel Crossland X y Citroën C3 Aircross en esta planta. Con esta inversión adicional de Groupe PSA en España, la compañía confirma su compromiso de consolidar su posición de líder con una producción global de 876.672 vehículos en 2017.

 

(*) En el caso de las unidades producidas destinadas al mercado de Reino Unido e Irlanda, la denominación es Vauxhall Corsa

Fuente:  GM Media Opel España

sábado, 03 marzo 2018 / Publicado en Opel España

Opel presenta una edición especial de su gama, “Black Edition”  desde el ADAM al Zafira, con un toque disruptivo y diferente, compuesto de un amplio equipamiento y elegantes detalles en negro.

El Opel Astra tiene ahora un aspecto más atlético, sofisticado e individual que nunca. Por primera vez, el modelo compacto de gran éxito también está disponible con pintura en dos tonos con el techo, los espejos retrovisores exteriores y las llantas de aleación ligera en negro haciendo un llamativo contraste con el color de la carrocería. Desde su lanzamiento hace dos años, la actual generación de Astra ha impresionado con las más avanzadas tecnologías, su gran conectividad digital, impresionante comodidad y, sobre todo, con su diseño dinámico. Ahora se puede refinar aún más con el paquete opcional “Black Edition”. Este es perfecto para los conductores de Astra que aman mostrar su estilo especial, ya que el modelo compacto se convierte en un punto de atracción inconfundible con su techo Onyx negro, los espejos retrovisores exteriores y las llantas de aleación ligera de 17 pulgadas con diseño de cinco radios también en negro. Esta atractiva opción de diseño está disponible para todos los niveles de acabado y, en España, además ofrece el sistema de navegación  Navi900 IntelliLink® con conexión USB, Bluetooth®, 6 altavoces, MP3, pantalla a color táctil 8″, control por voz,  proyección del Smartphone en la pantalla (a través de Apple CarPlay o Android Auto), lectura mensajes de texto.

El exitoso SUV Opel Mokka X también se puede equipar con detalles negros opcionales. Como Mokka X Color Edition, está disponible con techo negro de alto brillo, espejos retrovisores exteriores y Navi900 IntelliLink® con conexión USB, Bluetooth®, 6 altavoces, MP3, pantalla a color táctil 8″, control por voz,  proyección del Smartphone en la pantalla (a través de Apple CarPlay o Android Auto), lectura mensajes de texto y centro de información al conductor (CIC) en color de 4,2″. Las llantas de aleación con diseño de diez radios de 18 pulgadas brillan con la misma tonalidad, lo que subraya la llamativa y deportiva mirada del musculoso aventurero.

También Opel Corsa está disponible en una versión Color Edition, en la que el techo, los retrovisores exteriores, la parrilla y las llantas de aleación ligera de 16 pulgadas en cuatro radios de doble diseño brillan en color negro. Además esta versión “Black Edition” ofrece los faros antiniebla, el ordenador de a bordo, el sistema multimedia Navi4.0 IntelliLink® con sistema de navegación integrado, pantalla a color táctil de 7″, 4 altavoces, MP3, conexión USB, Bluetooth®, proyección del Smartphone en la pantalla (a través de Apple CarPlay o Android Auto) y control por voz a través del SmartPhone. También lleva de serie el sensor de aparcamiento, la cámara de visión trasera y el paquete “visibilidad” con sensor de lluvia, encendido automático de faros y espejo interior fotosensible. Los pedales deportivos de aluminio y el tubo de escape cromado mejoran el estilo deportivo de este modelo de gran éxito de la historia de Opel.

El ADAM, el Crossland X y el Zafira también cuentan con su versión “Black Edition”. El ADAM ofrece en el interior el salpicadero, la consola central, los paneles de las puertas y la carcasa del retrovisor interior en negro e inserciones de cuero negro en palanca de cambios, volante y freno de mano. En el exterior, el techo, las llantas, los retrovisores y la parrilla delantera también en este color. Además, incluye el sensor de lluvia, la luz ambiente y el sistema de aparcamiento sin manos.

Los Crossland X y Zafira “Black Edition” parten del acabado Excellence y al ya amplio equipamiento de confort y seguridad de esta versión añaden: en el Crossland X el asistente de aparcamiento delantero y trasero, los faros adaptativos inteligentes LED, los pilotos traseros de diodos, el sistema de apertura y arranque sin llave “Open&Start”, las lunas traseras tintadas, el sistema de navegación y la rueda de repuesto. Por su parte, el Zafira “Black Edition” cuenta con techo panorámico, llantas de aleación de 18”, sistema de navegación, alerta de ángulo muerto, cámara de visión trasera, retrovisores exteriores plegables eléctricamente y rueda de repuesto.

Estas nuevas versiones “Black Edition” están ya disponibles en toda la red de concesionarios Opel de España. Sin duda es un posicionamiento más juvenil, accesible, visual y moderno de la marca.

Fuente: GM Media Opel España


martes, 26 diciembre 2017 / Publicado en Opel España

El Opel insignia GSi celebró su presentación mundial en el pasado Salón Internacional del Automóvil (IAA) de Frankfurt. Y ahora, todos aquello que se han sentido conquistados por su deportivo aspecto pueden ir pensando en él con la apertura de la cartera de pedidos del dinámico “buque insignia” de Opel. Con unos precios que en España comienzan en los 45.500 € (precio de venta recomendado con impuestos y transporte incluidos) para la versión Grand Sport de cinco puertas. Las familias que deseen disfrutar de las sensaciones deportivas juntos, pueden decantarse por la versión Sports Tourer con unos precios que comienzan en los 46.700 € (precio de venta recomendado con impuestos y transporte incluidos). Esta versión ofrece la misma deportividad y diversión de conducir con un plus adicional de espacio y deportividad.

“El Insignia GSi ya impresionó cuando fue presentado en Frankfurt por su estilo deportivo sin compromisos. Los clientes podrán sentir esa deportividad en el mismo momento en que se pongan al volante”, dice Peter Küspert, director general de Marketing y Ventas de Opel Automobile GmbH. “Ha llegado el momento de cambiar. Ya que todos nuestros clientes más deportivos pueden ya pedir su nuevo Insignia GSi. Recibirán un deportivo para entendidos – emocional, preciso y eficiente”.

El modelo de acceso a la gama GSi es el Grand Sport equipado ya con el motor 2.0 litros Turbo de gasolina de 260 CV/191 kW (consumo de combustible según el nuevo ciclo de conducción europeo NEDC: 11,2 l/100 km urbano; 7,1 l/100 extraurbano; combinado 8,6 l/100 km, emisiones de CO2 197 g/km) con unos precios que comienzan en los 45.500 €. El motor Turbo 2.0 litros desarrolla un generoso par de 400 Nm entre las 2.500 y las 4.000 rpm. Este motor permite al Insignia GSi acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 7,3 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h.

Para aquellos que prefieran un propulsor diesel, el Insignia GSi también está disponible con el nuevo motor  2.0 BiTurbo  de 210 CV/154 kW que entrega un poderoso par de 480 Nm a 1.500 rpm (consumo según la normativa NEDC: urbano 8,9 l/100 km; extraurbano 6,1 l/100 km; combinado 7,3 l/100 km; emisiones de CO2 192 gr/km).

Además, ambas versiones vienen de serie con una puesta a punto especialmente dinámica del chasis deportivo FlexRide, tracción integral con reparto vectorial del par motor, neumáticos del altas prestaciones Michelin Pilot Sport 4S y la nueva caja de cambios automática de ocho velocidades que permite el cambio manual con las levas situadas tras el volante.

Realmente te atrapará…

La base para ofrecer la máxima diversión de conducción y el aprovechamiento eficiente de la potencia disponible es el nuevo chasis del GSi: los muelles más cortos rebajan la altura de la carrocería del GSi en 10 mm comparado con el modelo normal y los amortiguadores deportivos específicos reducen los movimientos de la carrocería al mínimo. Se puede sentir la puesta a punto del chasis en cada curva y en todo momento – incluso en el Nordschleife del Nürburgring, el circuito de carreras más duro del mundo.

El chasis electromecánico FlexRide adapta la respuesta de la amortiguación y de la dirección en fracciones de segundo; el sistema optimiza también la calibración del pedal del acelerador, ofreciendo una respuesta más rápida, y elevando los puntos de cambio de la caja de cambios automática de ocho velocidades. En función del modo de conducción elegido – Standard, Tour o Sport – la respuesta de la dirección y del acelerador puede ser más suave (Tour) o más rápido y preciso (Sport). Exclusivo para el GSi es el modo “Competición”, que se activa a través del botón ESP. Una doble pulsación permite a los pilotos más habilidosos tener menor balanceo y desconectar el control de tracción. Y si el conductor del Insignia GSi quiere tener todo bajo control, también puede cambiar de marcha con las levas situadas en el volante.

El sistema de tracción integral Twinster con reparto vectorial del par motor, que es único en este segmento, es el complemento perfecto para el chasis deportivo. Un doble sistema de embrague reemplaza el diferencial convencional del tren trasero, asegurando una transmisión más precisa de la potencia a cada una de las ruedas traseras. Esto significa que el Insignia GSi va exactamente por donde marca el conductor. Además, los frenos desarrollados por Brembo aseguran una impresionante capacidad de deceleración, incluso a altas velocidades.

… e inmediatamente te hará sentir un piloto de carreras

Todos estos ingredientes crean una satisfactoria experiencia de conducción, que encaja perfectamente con el aspecto deportivo del GSi. Las grandes entradas de aire en el frontal, los paragolpes exclusivos GSi y las taloneras en los laterales de la carrocería, junto con el spoiler trasero exclusivo lo dejan claro: realmente es un deportivo. Además, los conductores disfrutarán de la comodidad de los asientos deportivos certificados por AGR o, alternativamente, de los nuevos asientos semibaquet “performance” especialmente diseñados para el GSi y tapizados íntegramente en piel. Estos últimos vienen dotados de ajuste eléctrico para el conductor y el acompañante delantero, calefacción, ventilación, función de masaje y regulación del apoyo lateral. Los pedales de aluminio aportan otro toque de deportividad. También, los conductores del GSi disfrutarán de una perfecta visibilidad con el sistema adaptativo de iluminación matricial LED IntelliLux, que también es de serie en esta versión. Con todos estos elementos, el nuevo Opel Insignia GSi ofrece un placer de conducción sin comparación, tanto si se elige la versión Grand Sport, como el Sports Tourer.

Fuente: GM Media

martes, 26 diciembre 2017 / Publicado en Opel España

Los excelentes asientos son una parte tan importante de Opel como el icónico Blitz en la parrilla. El fabricante de automóviles ofrece asientos ergonómicos certificados por AGR (Aktion Gesunder Rücken eV – Asociación de Espaldas Saludables) en una amplia gama de modelos que comienzan con el SUV compacto Opel Crossland X. El último desarrollo en tecnología de asientos con un excepcional soporte lateral y la mayor comodidad en viajes de larga distancia está a punto de celebrar su debut en el nuevo “buque insignia” deportivo, el Opel Insignia GSi y el GSi Sports Tourer. El asiento deportivo semibaquet Opel “performance” con certificación AGR ofrece todas las características avanzadas ya conocidas de los asientos de gama alta disponibles para Insignia. El asiento integral en el GSi también viene con ventilación, calefacción, una función de mensaje y regulación del apoyo lateral. Estas características se complementan con el alto respaldo con reposacabezas integrado en el miembro más deportivo de la línea Insignia. Además, la guía del cinturón a la altura del hombro es ejemplar, lo que no suele ocurrir en los asientos deportivos integrales. Los clientes pueden elegir el acabado entre dos combinaciones de cuero premium, al mismo tiempo que el discreto logotipo de GSi adorna el respaldo.

La longitud, la profundidad, la altura de la banqueta y el ángulo del respaldo de los asientos – que recuerdan a una cobra real lista para atacar – se pueden ajustar eléctricamente. Los cojines de aire del soporte lumbar de cuatro vías junto con los apoyos  laterales variables también se activan eléctricamente. Todos estos ajustes pueden guardarse en la memoria del asiento mediante un botón de memoria; sólo el ajuste de la extensión de la banqueta del asiento debe realizarse manualmente. La ventilación y la calefacción están integradas en banqueta y en el respaldo. Además, el conductor y el acompañante delantero pueden disfrutar de masaje de espalda. En general, la suma del apoyo lateral deportivo y las características de confort hacen que el nuevo asiento semibaquet “performance” de Opel, sea una oferta única, desarrollada en el centro de competencias para asientos saludables en Rüsselsheim.

Primer asiento deportivo semibaquet completamente realizado por un fabricante

Normalmente, los fabricantes de automóviles compran los asientos deportivos integrales a un proveedor especializado. Sin embargo, esto es muy diferente en el caso del Opel Insignia GSi. El Centro de Desarrollo Técnico puede recurrir a una gran experiencia cuando se trata de desarrollar estructuras de asientos. El concepto para la segunda generación de Insignia siempre tuvo previsto un sistema modular con el asiento integral de altas prestaciones integral como tope de gama. Esto permitió mantener todas las características de confort en un asiento semibaquet deportivo. Además, el desarrollo interno de Opel también ofrece detalles elegantes: las guías insinuadas para los cinturones en el respaldo a la altura de los hombros tienen un aspecto exactamente igual que las entradas de aire del frontal del Opel Insignia GSi y demuestran una atención excepcional al detalle.

La estructura de la base del asiento semibaquet también proviene de Opel. Los elementos clave de acero se producen en la planta de Opel en Kaiserslautern. El desarrollo y la producción unificados del nuevo asiento deportivo también aportan ahorros significativos de peso. Mientras que el asiento deportivo del Corsa OPC – sin ninguna de las características de confort disponibles en el GSi – pesa 28 kilogramos, el nuevo asiento integral con todas sus funcionalidades sólo agrega 26 kilogramos al Opel Insignia GSi.

Fuente: GM Media

.

lunes, 18 septiembre 2017 / Publicado en Opel España

Más afinado, más preciso y muy potente con el nuevo motor tope de gama, el nuevo deportivo Opel Insignia Sports Tourer GSi conquista no sólo al conductor, sino a toda la familia, dada la gran diversión que proporciona al volante sin comprometer ni el espacio, ni la practicidad. Es, simplemente un modelo sin compromisos.

El nuevo Opel Insignia Sports Tourer GSi ofrece todo aquello que los conductores más deportivos aprecian. El afilado station wagon puede ser ahora propulsado por el motor especialmente adecuado al buque insignia de la marca, el nuevo 2.0 litros BiTurbo diesel con 210 CV/154 kW y un poderoso par motor de 480 Nm (consumo según la normativa NEDC: urbano 8,9 l/100 km; extraurbano 6,1 l/100 km; combinado 7,3 l/100 km; emisiones de CO2 192 gr/km). El equipamiento de serie incluye el dinámico chasis electromecánico FlexRide especialmente puesto a punto, el innovador sistema de tracción a las cuatro ruedas con reparto vectorial del par motor, neumáticos de alto nivel de agarre y una nueva transmisión automática de ocho velocidades, que también se puede manejar a través de las levas en el volante, como en un coche de carreras.

Todos estos elementos aseguran una experiencia de conducción muy activa. Los diseñadores de Opel han dado al Insignia Sports Tourer GSi un aspecto muy deportivo que coincide plenamente con sus prestaciones. Las grandes entradas de aire cromadas en la parte delantera y el sutil spoiler en la trasera muestran inequívocamente que se trata del station wagon tope de gama con aspiraciones deportivas. En el interior, el conductor se instala tras el volante en unos nuevos asientos deportivos opcionales integrados desarrollados especialmente por Opel para este coche. El resto de los ocupantes disfrutan del habitual alto nivel de confort del Sports Tourer, con un gran espacio para las piernas en la segunda fila y hasta 1.665 litros de volumen de carga en el maletero, así como todo el infoentretenimiento y la conectividad que facilitan los sistemas Opel IntelliLink y OnStar. Todo ello hace del nuevo Insignia Sports Tourer GSi un eficiente station wagon que ofrece toda la emoción y diversión en su utilización diaria.

Los mejores motores, chasis y frenos: el GSi es un atleta de la cabeza a los pies

Al igual que el Insignia Grand Sport GSi, los ingenieros han puesto a punto el Opel Insignia Sports Tourer GSi en el legendario Nordschleife del circuito de Nürburgring. Allí, en la zona montañosa de Eifel, Opel posee un centro de pruebas para calibrar sus modelos más deportivos. Opel equipa este modelo con los dos motores más potentes de toda su gama. El nuevo 2.0 litros diesel BiTurbo diesel equipa turbo alimentación secuencial, entregando 210 CV/154 kW a 4.000 rpm y un par máximo de 480 Nm desde sólo 1.500 rpm. El nuevo Insignia Sports Tourer GSi BiTurbo acelera de 0 a 100 km/h en sólo 7,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 231 km/h.

Para aquellos que prefieran un alegre motor de gasolina, pueden elegir su GSi con el motor 2.0 Turbo de gasolina e inyección directa de 260 CV/191 kW que entrega un par motor de 400 Nm entre las 2.500 y las 4.000 rpm (consumo de combustible según el nuevo ciclo de conducción europeo NEDC: 11,5 l/100 km urbano; 7,1 l/100 extraurbano; combinado 8,7 l/100 km, emisiones de CO2 199 g/km). Este motor permite al Sports Tourer GSi acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 7,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 245 km/h.

La base para ofrecer la máxima diversión de conducción y el aprovechamiento eficiente de la potencia disponible es el nuevo chasis del GSi. Los muelles más cortos rebajan la altura de la carrocería del Sports Tourer en 10 mm comparado con el modelo normal y los amortiguadores deportivos específicos reducen los movimientos de la carrocería al mínimo. El chasis electromecánico FlexRide, que es de serie, adapta la respuesta de la amortiguación y de la dirección en fracciones de segundo. El sistema optimiza también la calibración del pedal del acelerador, ofreciendo una respuesta más rápida, y elevando los puntos de cambio de la caja de cambios automática de ocho velocidades. En función del modo de conducción elegido – Standard, Tour o Sport – la respuesta de la dirección y del acelerador puede ser más suave (Tour) o más rápido y preciso (Sport). Exclusivo para el GSi es el modo Competición, que se activa a través del botón ESP. Una doble pulsación permite a los pilotos más habilidosos tener menor balanceo y desconectar el control de tracción. Y si el conductor del Insignia GSi quiere tener todo bajo control, también puede cambiar de marcha con las levas situadas en el volante.

El sistema de tracción integral Twinster con reparto vectorial del par motor, que es único en este segmento, es el complemento perfecto para el chasis deportivo. Un doble sistema de embrague reemplaza el diferencial convencional del tren trasero, asegurando una transmisión más precisa de la potencia a cada una de las ruedas traseras. Esto significa que el Insignia Sports Tourer GSi va exactamente por donde marca el conductor (y el sobreviraje, cuando las ruedas delanteras tienden a resbalar hacia el exterior de la curva, queda prácticamente eliminado).

Para transmitir la potencia a la carretera de forma efectiva, los ingenieros de Opel han equipado el Insignia Sports Tourer GSi con adherentes neumáticos Michelin Pilot Sport 4 S, calzados en grandes llantas de 20 pulgadas. Y para ofrecer el mayor poder de deceleración a alta velocidad, los potentes discos delanteros con pinzas de 4 pistones de 345 mm de diámetro desarrollados por Brembo se encargan de ello. Todo esto, junto al diseño ligero del Sports Tourer asegura una experiencia de conducción directa y deportiva que no suele ser fácil de encontrar en un station wagon.

Diseño afilado y gran confort: protagonista diario con aspecto de coche de carreras

Lo mismo es aplicable al interior. Aquí, el GSi station wagon combina el generoso espacio y el gran nivel de confort del Sports Tourer, con el encanto de un coche de carreras. Esto hace del Insignia Sports Tourer GSi un coche muy divertido tanto para los pasajeros como para el conductor, que se encuentra cómodamente sentado en un asiento deportivo especialmente diseñado por Opel para el GSi. Los asientos deportivos ergonómicos premium opcionales están certificados por AGR (Aktion Gesunder Rücken e.V. – Campaña para las espaldas más saludables) con el respaldo elevado y el reposacabezas integrado – luciendo orgullosamente el logo GSi bordado – brindan un excelente apoyo lateral al pasar deprisa por curvas así como un excelente confort en viajes largos. Al igual que en el Insignia Grand Sport, ofrece ventilación, calefacción, masaje y laterales ajustables. El volante con la parte inferior achatada y los pedales de aluminio aumentan aún más esta sensación de deportividad en el habitáculo.

La distancia entre ejes del Insignia Sports Tourer GSi de 2.829 mm asegura una excelente disponibilidad de espacio que es particularmente destacado para las piernas de los ocupantes del asiento trasero. Todos pasajeros disfrutan del mejor infoentretenimiento y la mayor conectividad gracias a los más avanzados sistemas multimedia IntelliLink compatibles con Apple CarPlay y con Android Auto. Naturalmente, el revolucionario sistema de conectividad personal y servicio de asistencia Opel OnStar, también se encuentra a bordo del vehículo ofreciendo servicios que más allá de los ya conocidos, como las “reservas de hotel[1]” y también encontrar plazas de aparcamiento[2]. Gracias al potente punto de acceso WiFi 4G/LTE[3] todos los ocupantes del Insignia Sports Tourer disfrutan de un rápido acceso a Internet al que poder conectar sus dispositivos.

El llamativo aspecto deportivo del Insignia Sports Tourer GSi se completa con las entradas de aire cromadas situadas delante de los pasos de rueda delanteros y las dos salidas del escape cromadas o el sutil spoiler trasero necesario para generar carga aerodinámica en el tren trasero. Al igual que el modelo de serie, el compartimento de equipajes ofrece un volumen de carga que va desde los 560 a los 1.665 litros de capacidad y la opción del respaldo trasero plegable en secciones 40/20/40, lo que permite diferentes configuraciones. Para que las operaciones de carga y descarga sean lo más sencillas posible, el portón trasero se puede abrir y cerrar haciendo solamente un movimiento del pie bajo el paragolpes trasero. El conductor del Insignia Sports Tourer GSi se beneficia de las avanzadas tecnologías ofrecidas en la nueva gama Insignia. Entre lo más destacado está la nueva generación del sistema de iluminación adaptativa matricial IntelliLux LED® o el Aviso de Colisión Frontal con detección de peatones y frenada automática de emergencia. Esto hace al nuevo Insignia Sports Tourer GSi tan efectivo y práctico y, por encima de todo, tan seguro y confortable para toda la familia.

33 años de tradición: los modelos GSi de Opel

El Insignia GSi continúa una larga tradición de coches deportivos Opel con el apellido GSi. Los primeros en provocar el entusiasmo de los aficionados fueron el Manta GSi y el Kadett GSi (115 CV de 1,8 litros) en 1984. Sólo cuatro años más tarde, el motor 2.0 litros DOHC (doble árbol de levas en cabeza) de 16 válvulas en el Kadett 2.0 GSi 16V entregó 150 CV. El primer Astra también ofreció este motor y en 1993 había una alternativa de 1.8 litros y 125 CV en el Astra GSi. También hubo un GSi con varias generaciones del Corsa, comenzando con el Corsa A de 100 CV (1988) que se ha convertido en un clásico muy codiciado. Hasta ahora, el último modelo GSi era el Corsa D que se lanzó en agosto de 2012.

 

[1] Mediante booking.com. Se requiere dirección de correo electrónico y una tarjeta de crédito.

[2] Mediante Parkopedia.

[3] Los servicios de OnStar requieren activación previa y tener una cuenta con OnStar Europe Ltd. Los servicios de punto de acceso Wi-Fi requieren una cuenta con el operador de red designado. Pueden aplicarse cargos tras el vencimiento de los periodos de prueba aplicables. Todos los servicios están sujetos a cobertura y disponibilidad de la red móvil. Consulte http://www.opel.es/onstar/onstar.html para conocer las limitaciones del servicio y cargos.

Fuente:  GM Media

lunes, 18 septiembre 2017 / Publicado en Opel España

Comienza la producción del nuevo Insignia Country Tourer y con él nuevo motor 2.0 litros diesel BiTurbo, perfectamente adaptado a todas las variantes del “buque insignia” de Opel. Ya este mismo año se podrán pedir todas las versiones de la segunda generación del Insignia – Grand Sport, Sports Tourer y Country Tourer – con este nuevo motor diesel de gama alta. El Country Tourer está dirigido a todos los fanáticos de Insignia que buscan un elegante y práctico station wagon con apariencia de todoterreno. El recién llegado celebrará su presentación mundial en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt (IAA), del 14 al 24 de septiembre de 2017.

El motor diesel 2.0 litros de nuevo diseño entrega 210 CV/154 kW a 4.000 rpm y desarrolla un poderoso par motor de 480 Nm a partir de sólo 1.500 rpm gracias a la turbo compresión secuencial de dos etapas (consumo oficial de combustible Grand Sport 2.0 BiTurbo de acuerdo con el nuevo ciclo de conducción europeo NEDC: urbano 8,7 l/100 km; extraurbano 5,7 l/100 km; combinado 6,9 l/100 km, emisiones de CO2 combinadas 183 gr/km). El nuevo Insignia BiTurbo acelera de 0 a 100 km/h en sólo 7,9 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 233 km/h.

Dicha potencia debe ser transferida a la carretera de forma inteligente, por lo que el motor tope de gama siempre viene en combinación con la suave transmisión automática de ocho velocidades de cambio y la tracción integral de alta tecnología con reparto vectorial del par motor. Además de la entrega de potencia, la capacidad de respuesta (potencia turbo en todas las situaciones) y el refinamiento del nuevo motor common rail también mejoran en comparación con la popular unidad de 2.0 litros con un solo turbocompresor (170 CV/125 kW; consumo de combustible en el Grand Sport con tracción delantera según NEDC: urbano 6,7 l/100 km; extraurbano 4,3 l/100 km; combinado 5,2 l/100 km; emisiones de CO2 136 g/km).

El motor BiTurbo de cuatro cilindros de reciente desarrollo, es el primer motor de Opel que ya cumple los estrictos requisitos de la normativa de emisiones Euro 6.2 (que será de obligado cumplimiento para todas las nuevas matriculaciones a partir del otoño de 2018). Por otra parte, además de los datos NEDC legalmente requeridos, Opel también ofrece los valores bajo la nueva normativa WLTP (Worldwide harmonized Light vehicles Test Procedures – Procedimientos de pruebas de vehículos ligeros armonizados a nivel mundial), que serán oficialmente requeridos a partir de este otoño. Los valores WLTP (Insignia Grand Sport 2.0 BiTurbo rango de consumo WLTP 12,2-6,2[1] l/100 km, combinado de 8,0-7,5 l/100 km, emisiones 209-196 g/km de CO2) son mucho más realistas que las cifras NEDC hasta entonces oficialmente aplicables (consumo oficial de combustible del Insignia Grand Sport 2.0 BiTurbo según NEDC: urbano 8,7 l/100 km; extraurbano 5,7 l/100 km; combinado 6,9 l/100 km; emisiones de CO2 combinadas 183 g/km). Las cifras WLTP también tienen en consideración diferentes estilos de conducción, lo que permite a los clientes una mejor estimación de su propio consumo de combustible[2]. Una visión general de las cifras de consumo de acuerdo con el ciclo WLTP se puede encontrar en opel.es.

Al igual que el actual motor de 2.0 litros de 170 CV/125 kW con un solo turbocompresor, el nuevo motor diesel también cuenta con una Reducción Selectiva de Catalización (SCR), tecnología de post-tratamiento de escape altamente eficaz con inyección de AdBlue, que elimina el óxido de nitrógeno (NOx) de los gases de escape del motor. La solución acuosa de urea que contiene amoníaco (NH3) reacciona con los óxidos de nitrógeno en el catalizador SCR y genera nitrógeno y vapor de agua inofensivos. El filtro de partículas diesel (DPF), que ahora se encuentra en las inmediaciones del motor, se calienta lo más rápidamente posible después de un arranque en frío y permanece lo suficientemente caliente como para filtrar las partículas de hollín de forma fiable y regenerarse incluso a bajas temperaturas de escape (circulando despacio).

Nuevo motor diesel tope de gama con turbo compresión secuencial de dos etapas

Opel ha puesto todos los medios para lograr la máxima eficiencia en el consumo de combustible y la máxima diversión en la conducción. El nuevo motor diesel cuenta con dos turbocompresores funcionando secuencialmente. El aire de admisión entra en el primer turbocompresor donde se comprime y pasa al segundo turbo. Esto es impulsado por los gases de escape que mueven la turbina de geometría variable (VGT), lo que aumenta el par a bajas revoluciones del motor y aumenta la potencia a alto régimen. La VGT ajusta entonces los álabes en paralelo con el flujo de gas, reduciendo así la contrapresión y disminuyendo el consumo de combustible. El aire de admisión ahora muy comprimido y muy caliente pasa a través de un radiador (intercooler) en su camino hacia las cámaras de combustión. El combustible diesel se inyecta en hasta secuencias de diez ciclos través de un conducto común (common rail) a una presión de 2.000 bares a los inyectores de siete agujeros. La presión de sobrealimentación se controla, según el régimen y la carga del motor, mediante tres válvulas de derivación y la geometría variable de la turbina accionada eléctricamente.

Aparte de una mayor eficiencia y mayor entrega de potencia y par, el refinamiento y la atenuación de ruido fueron prioridades en el diseño del nuevo motor. Por lo tanto, los ingenieros de Opel montaron al motor un cigüeñal de hierro fundido, ejes de equilibrio, un volante motor más rígido y un cárter de aceite de dos piezas, con el fin de reducir al mínimo las vibraciones y la acústica típicas de los diesel. Con el fin de reducir aún más el consumo de combustible, la bomba de agua eléctrica sólo se pone en funcionamiento cuando la temperatura lo requiere. Al igual que el ya conocido diesel de 2.0 litros, el nuevo BiTurbo fabrica en la planta de motores de Opel en Kaiserslautern.

Potencia con dos turbos: motores BiTurbo ahora en Astra, Insignia, Vivaro y Movano

Un motor 2.0 litros BiTurbo diesel con 195 CV/143 kW y par máximo de 400 Nm ya hizo su debut en la primera generación de Insignia en 2012, y luego se ofreció en el Astra, Cabrio, GTC y Zafira Tourer. El nuevo motor de 210 CV/154 kW y ​​480 Nm para el Insignia encaja perfectamente en la gama de las actuales unidades propulsoras Opel con turbo alimentación de dos etapas.

El Astra, el Coche del Año en Europa 2016, está disponible como cinco puertas y Sports Tourer con un motor 1.6 BiTurbo 160 CV/118 kW. El motor de cuatro cilindros desarrolla un par máximo de 350 Nm a sólo 1.500 rpm (consumo oficial de combustible del Astra cinco puertas según NEDC: urbano 5,0 l/100 km; extra urbano 3,4 l/100 km; combinado 4.0 l/100 km, emisiones de CO2 106 g/km). El motor diesel más rápido de Astra acelera de cero a 100 km/h en 8,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 220 km/h.

Los motores con turbo compresión de dos etapas también aportan un buen rendimiento y un bajo consumo de combustible en las furgonetas Combi de Opel y en los vehículos comerciales ligeros. La gama Vivaro ofrece una selección de dos variantes especialmente eficientes del 1.6 litros BiTurbo: el motor de 125 CV/92 kW con 320 Nm de par (consumo de combustible del Combi corto (L1) según NEDC: urbano 6,4 l/100 km; extraurbano 5,1 l/100 km; combinado 5,6 l/100 km, emisiones combinadas de CO2 145 g/km) y el de 145 CV/107 kW con 340 Nm de par (consumo Combi L1 según NEDC: urbano 6,6 l/100 km; extraurbano 5,4 l/100 km; combinado 5,9 l/100 km, emisiones 152 g/km).

El rendimiento de los motores Vivaro es ligeramente superado por el de los motores diesel de cuatro cilindros de 2,3 litros de mayor cilindrada del Opel Movano más grande. También aquí hay dos ofertas con 145 CV/107 kW y ​​350 Nm (consumo de combustible Combi 1 según NEDC: urbano 7,4 l/100 km; extra urbano 5,8 l/100 km; combinado 6,1 l/100 km, emisiones de CO2 de 165 g/km) más el de 170 CV/125 kW y también 350 Nm (consumo de combustible del furgón corto (L1) según NEDC: urbano 7,4 l/100 km; extraurbano 5,8 l/100 km; combinado 6,3 l/100 km, emisiones de CO2 combinadas 165 g/km).

Paquete completo: Los motores diesel para el nuevo Insignia

A continuación se ofrece una visión general de los motores diesel actualmente disponibles para el Insignia. Todas las cifras se refieren a la versión Grand Sport de cinco puertas.

      Consumo de combustible[3] Emisiones de CO2 [4]
Motor Potencia Par motor Urbano Extraurbano Combinado Combinadas
1.6 Diesel 110 CV/81 kW 300 Nm 4.9 l 3.8 l 4.2 l 110 g/km
1.6 Diesel
ECOTEC
110CV/81 kW 300 Nm 4.6 l 3.6 l 4.0 l 105 g/km
1.6 Diesel 136 CV/100 kW 320 Nm 5.2 l 4.0 l 4.5 l 118 g/km
2.0 Diesel 170 CV/125 kW 400 Nm 6.7 l 4.3 l 5.2 l 136 g/km
2.0 BiTurbo 210 CV/154 kW 480 Nm 8.7 l 5.7 l 6.9 l 183 g/km

 

[1] El valor inferior representa el nivel más bajo registrado en las 4 fases del ciclo WLTP, usando como referencia el consumo de combustible de un vehículo con la combinación que resulte más económica del equipo del respectivo motor con la transmisión del vehículo. El valor más alto representa la medida más elevada registrada de las 4 fases del ciclo WLTP, referentes al vehículo equipado con mayor consumo de combustible del equipo del respectivo motor con la transmisión del vehículo. Los valores obtenidos de esta manera proporcionan una visión general e indicación más fiable del consumo diario que se puede esperar.

[2] Los valores mencionados se basan en el ciclo WLTP. Se han determinado de acuerdo con un ciclo de conducción estandarizado realizado en un dinamómetro. Los valores diarios pueden diferir según el estilo de conducción, el uso y otros factores.

[3] Todos los datos de consumo se refieren al combustible diesel de acuerdo con NEDC. Todos los datos se refieren al modelo básico de la UE con equipo estándar. Los datos indicados se determinaron con arreglo a la norma 2007/715 / CE, teniendo en cuenta el peso en vacío del vehículo, tal como se estipula en la Normativa.

[4] Todos los datos de consumo se refieren al combustible diesel de acuerdo con NEDC. Todos los datos se refieren al modelo básico de la UE con equipo estándar. Los datos indicados se determinaron con arreglo a la norma 2007/715 / CE, teniendo en cuenta el peso en vacío del vehículo, tal como se estipula en la Normativa.

Fuente:  GM Media

.

lunes, 18 septiembre 2017 / Publicado en Opel España

El presidente y consejero delegado de Opel, Michael Lohscheller, ha inaugurado hoy el stand de Opel (stand D09 en el pabellón 8.0) en la 67ª edición del Salón Internacional del Automóvil (IAA) de Frankfurt (que estará abierto hasta el próximo 24 de septiembre) con una conferencia de prensa. Con la asistencia de 300 periodistas nacionales e internacionales y la presencia del CEO de Groupe PSA, Carlos Tavares, el presidente y consejero delegado de Opel ha presentado las tres primicias mundiales. Opel está haciendo una apuesta para asaltar el creciente mercado de SUV con el compacto Grandland X. Además, Lohscheller ha anunciado que este nuevo modelo estará disponible próximamente con un nuevo motor diesel tope de gama, asociado a la caja de cambios automática de ocho velocidades. Además, el Grandland x será el primer modelo de Opel que se ofrecerá como híbrido enchufable.

“Nuestro nuevo Grandland X con tecnología híbrida enchufable es uno de los mejores ejemplos de las oportunidades que se nos abren como parte del Groupe PSA”, ha dicho Lohscheller durante la conferencia de prensa. “Seguiremos muy de cerca esta nueva vía”.

Por otro lado, las nuevas versiones tope de la gama Insignia también han ocupado un papel estelar. El dinámico GSi continúa la tradición de modelos con algo más que ofrecer, mientras el nuevo Country Tourer de tracción a las cuatro ruedas es la elección perfecta para los clientes más aventureros.

“Seguimos con la mayor ofensiva de nuevos productos en la historia de Opel con estos tres nuevos productos. Hemos presentado modelos decisivos para la gama de Opel durante este año, como el campeón de la autonomía, el Ampera-e, el CUV pequeño Crossland X, el vehículo recreacional Vivaro Life y el SUV compacto Grandland X” ha explicado Lohscheller en Frankfurt. “En Opel nos sentimos muy orgullosos de pertenecer ahora a Groupe PSA. Juntos crearemos un auténtico campeón en Europa. Y lo haremos continuando nuestra filosofía de hacer la tecnología “hecha en Alemania” al mayor número de clientes posible, siendo fieles al lema de la marca ‘el futuro es de todos’”.

La conferencia de prensa se puede encontrar aquí, así como en Facebook y en YouTube. Las secuencias de vídeo con los mensajes clave están disponibles en Twitter en @OpelNewsroom.

Opel Grandland X: dinámico SUV compacto para un mercado en auge

Líneas modernas, dinámicas, un atractivo aspecto todoterreno y la posición elevada de los asientos con buena visibilidad global típica de un SUV, junto con multitud de tecnologías avanzadas además de mucho espacio y confort: éste es el nuevo Opel Grandland X. La oferta de modernos sistemas de asistencia y características de confort para el Grandland X son de primera clase: el Control Automático de Velocidad de Crucero con Detección de Peatones y Frenado de Emergencia Automático, el Aviso al Conductor por Somnolencia, el Asistente Avanzado de Aparcamiento y la Cámara de visión 360° son sólo algunos de los más destacados. Opel cumple de nuevo su compromiso de liderazgo en tecnología de iluminación, equipando al Grandland X con un brillante sistema de iluminación gracias a los Faros Delanteros Adaptivos (AFL) con tecnología LED. Y el recién llegado permite disfrutar al conducir durante todo el año y sobre todas las superficies. Esto es también gracias a la tracción electrónica opcional IntelliGrip, que garantiza la mejor tracción y una conducción estable independientemente de si el Grandland X se conduce sobre nieve, barro, arena o superficies mojadas.

Los asientos delanteros ergonómicos certificados por AGR (Campaña para las Espaldas Saludables), el volante calefactable, así como la calefacción de los asientos delanteros y traseros garantizan el máximo confort. El portón trasero que se abre y se cierra con un simple gesto con el pie permite un acceso fácil desde el exterior. Como es característico en Opel, los conductores y los pasajeros del Grandland X disfrutan de la mejor conectividad con la última generación de sistemas IntelliLink compatibles con Android Auto y Apple CarPlay y el asistente personal de conectividad y servicio Opel OnStar, que incluye punto de acceso Wi-Fi[1]> y nuevos servicios como la reserva de habitaciones de hotel[2] y la búsqueda de aparcamiento[3].

Equipado de forma ideal, el Grandland X de 4,48 metros de largo es el tercer miembro de la familia X de Opel y un verdadero competidor en la floreciente clase SUV que revitalizará más todavía el segmento. Sólo en la clase compacta, la cuota de mercado de SUV ha aumentado desde el siete por ciento en 2010 a casi un 20 por ciento hoy. Al mismo tiempo, el Grandland X amplía el extenso catálogo de Opel en el muy popular segmento de coches compactos.

Opel Insignia GSi: deportivo para disfrutar al conducir con precaución

Más afinado, más preciso, incluso más eficiente. El nuevo Opel Insignia GSi es un vehículo deportivo – disponible con carrocería Grand Sport o Sports Tourer – para aquellos que quieren algo especial. Un coche para disfrutar al máximo conduciendo en todo tipo de carreteras. El chasis FlexRide de serie, con una configuración muy dinámica que se adapta al estilo de conducción predominante y a las condiciones de la carretera en décimas de segundo, así como los nuevos neumáticos Michelin Pilot Sport 4 S sobre llantas de aleación de 20 pulgadas, garantizan un nivel de agarre extremadamente alto. La tracción integral inteligente con reparto vectorial del par es única en este segmento. Con esta tecnología, el nuevo Opel Insignia GSi responde de forma aún más directa y precisa a las órdenes del volante, ofrece un agarre lateral de primera para ofrecer la máxima estabilidad y brilla con una tracción ejemplar. La nueva transmisión automática de ocho velocidades se puede accionar a través de unas palancas de cambio en el volante para que la experiencia de conducción sea aún más activa. Algo típico en la nueva generación de Insignia es la combinación de diseño ligero, bajo centro de gravedad y el motor turbo de 2.0 litros. Esto resulta en un excelente equilibrio y una muy buena relación peso-potencia, virtudes que también se reflejan en el cronómetro.  “El nuevo Insignia GSi es claramente más rápido dando una vuelta al Nürburgring Nordschleife que el más potente Insignia OPC de la generación anterior”, concluyó el director de Performance Cars & Motorsport, Volker Strycek, durante las pruebas. Una de las razones es que el modelo Grand Sport GSi es 160 kilos más ligero que un Insignia OPC 2.8 V6 Turbo comparable. Como un atleta delgado.

Tales valores internos merecen un exterior especial. Con grandes entradas de aire cromadas en la parte delantera y su impecable panel decorativo trasero con alerón para la carga aerodinámica necesaria en el eje trasero, la apariencia del GSi está en perfecta consonancia con sus prestaciones. Los asientos deportivos tapizados en cuero certificados por AGR (desarrollados especialmente para el GSi), el volante deportivo de cuero y los pedales de aluminio añaden los toques finales.

Opel Insignia Country Tourer: chasis resistente, interior confortable

El nuevo Opel Insignia Country Tourer completa la presencia de Insignia en la IAA. Se trata de otra variante de primera clase en la familia Insignia, que cautiva con su propio y especial carisma duro gracias también a su aspecto elegante. El cubrecárter de color plata ayuda a bajar el coche para subrayar la apariencia robusta. El revestimiento protector negro moldeado alrededor de la carrocería inferior del vehículo y los arcos de las ruedas enfatizan el aspecto robusto. La parte trasera también presenta detalles aventureros, como un cubrecárter plateado y las salidas dobles de escape que refuerzan la impresión de anchura.

Los que deseen abandonar las carreteras de asfalto apreciarán los 20 milímetros adicionales de distancia al suelo, junto con la tracción integral Twinster con reparto vectorial del par y la nueva suspensión trasera de cinco brazos. Los potentes motores turbo garantizan un comportamiento dinámico.

El nuevo Insignia Country Tourer es, sobre todo, extremadamente práctico, gracias también a un portón trasero con control opcional por sensor, barras de techo de serie y una amplia oferta de sistemas de asistencia con la más avanzada tecnología, posibilidades de conexión y características de confort.

Fuente:  GM Media

viernes, 04 agosto 2017 / Publicado en Opel España

Más emocional, más preciso, incluso más eficiente, el nuevo Opel Insignia GSi es un sedán deportivo para aquellos que gustan de algo especial. Un coche para que el conductor disfrute al máximo en todo tipo de carreteras. El chasis con su configuración dinámica y elevado nivel de agarre, combinado con la tracción integral, garantiza una experiencia de conducción gratificante, así como la máxima seguridad. La nueva transmisión automática de ocho velocidades se puede operar a través de las levas de cambio en el volante – como en un coche de carreras – para una experiencia de conducción aún más activa. Característica de la nueva generación de Insignia es la combinación de diseño ligero, bajo centro de gravedad y la potencia del motor de 2.0 litros turbo. El resultado es un equilibrio excelente y una excelente relación peso / potencia. Estos valores internos merecen una imagen exterior especial. Con grandes tomas de aire cromadas en la parte delantera y un eficiente alerón trasero para la carga aerodinámica necesaria en el eje trasero, la imagen del GSi coincide perfectamente con su rendimiento. Los asientos deportivos tapizados en piel, especialmente desarrollados para el GSi, el volante deportivo de cuero y los pedales de aluminio añaden los toques finales.

Sintonizar con la mejor tradición de Opel ha dado lugar al Insignia más eficiente que jamás se haya fabricado y a que el nuevo GSi sea dinámicamente diferente al ya ágil Insignia Grand Sport. Un nuevo nivel de deportividad caracterizado por un excelente agarre y una elevada precisión, talentos que los aficionados de sedanes deportivos medianos apreciarán y que también se pueden ver en el cronómetro. “El nuevo Insignia GSi es claramente más rápido en una vuelta al Nürburgring-Nordschleife que el más poderoso Insignia OPC de la generación anterior”, afirma el director Coches de Deportivos & Competición, Volker Strycek después de las pruebas. Una de las razones es que, al igual que le sucede a un atleta en forma, el GSi es 160 kilos más ligero que el Insignia OPC 2.8 V6 Turbo comparable.

“Es esta combinación de bajo peso – especialmente en el eje delantero – bajo centro de gravedad, fácil manejo, alta potencia sobre una amplia banda de revoluciones y mejor tracción la que hace que el GSi sea tan rápido”, dice un entusiasta Strycek. “Eso es pura eficiencia. El alto nivel de agarre es perfecto para el Nordschleife, un disfrute para el que conduce y una ventaja de seguridad en carretera abierta.”

En el “Infierno Verde”: la pista de carreras más dura del mundo

La puesta a punto final del Insignia GSi se realizó en el legendario Nürburgring-Nordschleife. Aquí, en las montañas de Eifel, funciona un centro de la pruebas de Opel para afinar sus coches de altas prestaciones. Los ingenieros de Opel han desarrollado un chasis completamente nuevo para el GSi en Nürburgring, el famoso “Infierno Verde” como lo define el triple campeón del mundo de F1, Jackie Stewart. Los muelles más cortos bajan el GSi 10 milímetros y los amortiguadores deportivos especiales reducen los movimientos de la carrocería al mínimo. Los poderosos frenos Brembo de cuatro pistones (diámetro 345 milímetros) y la dirección directa se han adaptado en consecuencia. El Insignia GSi está equipado de serie con el chasis FlexRide mecatrónico. Adapta los amortiguadores y la dirección en fracciones de un segundo; la centralita también cambia la calibración del pedal del acelerador y los puntos de cambio de la caja automática de ocho velocidades. El conductor puede elegir entre los modos “Standard”, “Tour” y “Sport”. Sujeto al modo elegido, la dirección y la respuesta del acelerador puedes ser aún más directa. Exclusivo para el GSi es el modo “Competición”, que se activa a través del botón ESP. Una doble pulsación permite a los pilotos más habilidosos encender y apagar el control de tracción – para una vuelta rápida al Nordschleife, por ejemplo.

El chasis deportivo, desarrollado en combinación con los neumáticos del alta prestación Michelin Pilot Sport 4 S y las grandes llantas de 20 pulgadas, ofrecen niveles de agarre “casi como una lapa”. Una contribución importante proviene de la tracción integral con reparto vectorial del par incorporado de serie, única en este segmento. Este sistema de alta tecnología, sustituye un diferencial convencional en el eje trasero por dos embragues que pueden acelerar cada rueda trasera individualmente en fracciones de segundo, dependiendo de la situación de conducción. El molesto subviraje, en el que las ruedas delanteras empujan hacia el exterior de la curva, por tanto, queda casi desterrado del Insignia GSi. En otras palabras, el GSi toma la trazada correcta en cada curva.

El nuevo sedán deportivo de Opel está propulsado por un impresionante motor turbo de gasolina que combina la eficiencia de combustible con el rendimiento. El potente 2.0 litros turbo genera 260 CV / 191 kW y desarrolla un generoso par de 400 Newtons metro (consumo de combustible NEDC: 11,2 litros por 100 km urbano, 7,1 l / 100 km extra urbana, 8,6 l / 100 km combinado, 197 G / km de CO2). La unidad de cuatro cilindros se combina con una nueva transmisión automática de ocho velocidades. El conductor tiene la opción de cambiar de marcha a través de levas en el volante. Con la transmisión cambiando automáticamente, el conductor puede incluso preseleccionar los puntos de cambio en los modos “Standard” y “Sport”. Además del 2.0 litros turbo de gasolina, el GSi también ofrecerá un nuevo y potente motor diésel.

Características deportivas: del nuevo asiento deportivo Opel de altas prestaciones al alerón trasero

Las capacidades deportivas del Insignia GSi coinciden con su diseño, tecnología punta y accesorios. Encabeza la lista los nuevos asientos deportivos desarrollados por Opel, que proporcionan un mayor soporte lateral, así como confort en largas distancias. Los asientos deportivos premium están certificados por AGR (Aktion Gesunder Rücken e.V. – Campaña para las Espaldas más saludables) y por lo tanto son ergonómicamente ideales. Al igual que el Insignia Grand Sport, ofrecen ventilación, calefacción, masaje y laterales ajustables. En el GSi el elevado respaldo también cuenta con un reposacabezas integrado. El posicionamiento del cinturón de seguridad a la altura del hombro es ideal, algo poco habitual en los asientos deportivos. El cliente puede elegir entre dos combinaciones de cuero, cada una decorado con un emblema GSi. El logotipo también adorna con orgullo la parte trasera del coche, que lleva un spoiler eficiente para la carga aerodinámica necesaria en el eje trasero. El faldón trasero parece un difusor y cuenta con dos tubos de escape cromados. De forma similar, las entradas de aire cromadas están situadas delante de los pasos de rueda delanteros. Los aficionados también apreciarán el ambiente apropiado en el interior, como en la parte inferior aplanada del volante en cuero, los pedales de aluminio y el techo negro – en el mejor estilo de un sedán deportivo muy especial.

Los modelos GSi de Opel: 33 años de tradición

El Insignia GSi continúa la larga tradición de coches deportivos Opel, denominados GSi. Los primeros en provocar el entusiasmo de los aficionados fueron el Manta GSi y el Kadett GSi (1.8 litros y 115 CV) en 1984. Sólo cuatro años más tarde, el motor 2.0 litros DACT de 16 válvulas en el Kadett 2.0 GSi 16V entregó 150 CV. El primer Astra también ofreció este motor y en 1993 había una alternativa de 1.8 litros y 125 CV en el Astra GSi. También hubo un GSi en varias generaciones del Corsa, comenzando con el Corsa A de 100 CV (1988) que se ha convertido en un clásico muy codiciado. El final (¡provisiona!) de la línea fue en el Corsa D, en agosto de 2012.

Y ahora el nuevo Insignia GSi que hará su estreno mundial en el Salón Internacional de Automóvil de Frankfurt (IAA) de 14 al 24 de septiembre de 2017 y estará disponible para pedidos en España a mediados de noviembre.

Fuente:  Opel España


jueves, 15 junio 2017 / Publicado en Opel España

El CEO de Opel, Dr. Karl-Thomas Neumann, ha dimitido hoy como presidente del Consejo de Administración y presidente y consejero delegado de Adam Opel GmbH. Seguirá siendo miembro del Consejo de Administración hasta el cierre de la venta de Opel/Vauxhall al Grupo PSA. Michael Lohscheller, director general Financiero de Opel desde septiembre de 2012, ha sido nombrado hoy por unanimidad del Consejo de Supervisión su sucesor con efecto inmediato. Esto garantizará la continuidad para el negocio y sus grupos de interés, así como una transición empresarial transparente con la tarea prioritaria de construir el nuevo plan estratégico para Opel.

Según el Dr. Neumann, ha sido una decisión personal difícil no continuar con el equipo de Opel/Vauxhall durante su transición al Grupo PSA. “Estoy orgulloso del equipo por todo lo que hemos logrado hasta ahora y no tengo ninguna duda de que el movimiento a PSA hará a Opel/Vauxhall una empresa aún más fuerte y más exitosa para el futuro. Estoy comprometido a completar esta transacción y luego me tomaré un tiempo para decidir cuáles serán mis siguientes pasos”.

“Hemos hecho grandes progresos en el camino hacia la vuelta a la rentabilidad de Opel/Vauxhall bajo el liderazgo de Karl-Thomas”, ha dicho Dan Amman, presidente del Consejo de Supervisión de Opel y presidente de General Motors. “Le agradecemos su significativa contribución a Opel/Vauxhall y a GM durante los pasados cuatro años”.

El Dr. Wolfgang Schäfer-Klug, vicepresidente del Consejo de Supervisión de Opel y presidente del Comité de Empresa, ha declarado que “los representantes de los trabajadores dentro del Consejo de Supervisión de Opel respetan la decisión del Dr. Neumann. Ha logrado recuperar la notoriedad de Opel, ha mejorado la imagen de marca y ha fortalecido nuestra autoconfianza, junto con modelos competitivos. La decisión de nombrar al actual director general Financiero y miembro del Consejo de Administración, Michael Lohscheller, como su sucesor está explícitamente respaldada por nosotros”.

Por su parte, Michael Lohscheller ha afirmado que “me gustaría dar las gracias al Consejo de Supervisión por la confianza depositada. Continuaremos en este camino de manera consistente y seguiremos ganando fuerza como parte del Grupo PSA. Después del esperado cierre de la transacción, surgirá un nuevo campeón europeo. Afronto con ilusión esta nueva tarea y el trabajar junto con el equipo directivo para implantar un plan de futuro exitoso por el bien de los 38.000 empleados de Opel/Vauxhall y nuestros grupos de interés”.

Fuente:  Opel España


viernes, 28 abril 2017 / Publicado en Opel España

El Opel Grandland X es el tercer miembro de la familia X de Opel, junto con el Mokka X y el recientemente anunciado Opel Crossland X.

Como ester último llegará a lo largo del año y combina, según la marca, la frescura de un SUV con un alto nivel de dinamismo de conducción.

Aunque su presentación oficial tendrá lugar en septiembre, con el Salón de Krankfurt como escenario, Opel nos ha adelantado unos cuantos e imágenes del Granland X.

El nuevo todocamino alemán mide 4.477 milímetros de largo, 1.844 milímetros de ancho y 1.636 mm de altura.

Entre sus señas de identidad destacan la marcada parrilla que exhibe orgullosa el Blitz de Opel; las barras cromadas con forma de ala, que abarcan el logotipo de la marca y fluyen hacia el exterior hasta los delgados faros LED con la característica forma de doble ala; y el capó con el pliegue característico Opel.

Por detrás, la protección inferior cromada con tubos de escape integrados a izquierda y derecha, y por encima de ese revestimiento protector y delgado, las luces LED traseras subrayan el carácter deportivo y musculoso del recién llegado.

Y en el interior: el panel de instrumentos y la consola central con pantalla táctil presiden un habitáculo amplio, con capacidad para cinco personas que viajan en un posición elevada y cuentan con un maletero de entre 514 y 1.652 litros para el equipaje.

Opel Grandland X: larga lista de sistemas de ayuda al conductor

“El nombre Opel Grandland X es sinónimo de un tipo aventurero que siempre está dispuesto a explorar cosas nuevas, tanto en el entorno urbano como en el rural. Nuestros modelos crossover tienen un aspecto fantástico y nos ayudarán a atraer nuevos clientes a la marca Opel”, explica la directora general de Marketing, Tina Müller.

Entre sus bazas para conseguirlo destaca la larga lista de sistemas de ayuda al conductor que monta el todocamino.

El Opel Grandland X cuenta con Control de Crucero Adaptativo con detección de peatones y frenado automático de emergencia, Alerta de Somnolencia del Conductor, Asistente Avanzado de Aparcamiento y Cámara de visión 360°.

Se unen a estos los asientos ergonómicos certificados por AGR (campaña para espaldas más saludables), el [id:k6j2IROIazZqchkOW0f], la calefacción de los asientos delanteros y traseros o el portón trasero, que se abre con un simple movimiento del pie.

El conductor y los pasajeros del Grandland X disfrutan de la mejor conectividad con la última generación de sistemas multimedia IntelliLink y el asistente personal de conectividad y servicio Opel OnStar, que ahora incluye nuevas posibilidades como la reserva de habitaciones de hotel y la búsqueda de aparcamiento.

También ofrece carga inductiva para los smartphones.

Y con Grip Control

Antes de cerrar tenemos que hablar de una de sus grandes virtudes mecánicas.

El Opel Grandland X control electrónico de agarre opcional Grip Control que, especialmente con los neumáticos M&S, garantiza la tracción superior en diversas situaciones.

El conductor tiene opción de elegir entre cinco modos de conducción. El sistema adapta entonces la distribución del par a las ruedas delanteras, permite el patinamiento de la rueda si es necesario, y con la transmisión automática ajusta los puntos de cambio así como la respuesta del acelerador. Esto asegura una mejor tracción y un comportamiento estable independientemente de si el Grandland X está circulando sobre nieve, barro, arena o superficies húmedas.

El nuevo Grandland X es parte de los planes de Opel con los que se lanzarán 29 nuevos modelos entre los años 2016 y 2020. El nuevo CUV llegará a un segmento en gran crecimiento. Entre 2007 y 2017, la cuota de los SUV/CUV en el mercado europeo se ha incrementado del 7 al 20% de todos los modelos nuevos matriculados; por eso, confían en que el nuevo Opel Crossland X y el Grandland X contribuyan a mantener este crecimiento.

El Opel Crossland X llegará al segmento B en otoño – un segmento en el que el SUV de Opel, el Mokka X, ya ha registrado unas ventas de más de 600.000 unidades.

El Opel Grandland X llegará a la categoría inmediatamente superior, la C, en otoño de 2017. Uno de cada cinco coches que se venden en Europa pertenece a este segmento.

Fuente:  AutoBild

URL: http://www.autobild.es/noticias/opel-grandland-x-nuevo-cuv-familia-305189.

SUBIR